Reseña conjunta: Tierras de Luz, Tierras de Sombras de María Martínez Ovejero

Adelle  es una jovencita burguesa de la Francia del S. XIX que para nada encaja en los roles de su época. Tras la temprana y trágica muerte de sus progenitores es adoptada por su padrino, que al igual que su hijo Guy la tratan como a la niña de sus ojos. Un día por casualidad sucede un hecho asombroso: Ve como una mariposa atraviesa un muro del jardín. Una tentación demasiado grande para un alma rebelde. Al entrar se sumerge en unas tierras regidas por la magia. Ante su sorpresa la llegada no es casual, todo es parte de una profecía, siendo la elegida para superar una misión y salvar el equilibrio de ese mundo. Los Aldrieds que pertenecen a las tierras oscuras ya han encontrado dos cristales para que su reina vuelva a la vida y gobierne ese mundo destruyendo todo a su paso. Viven en un constante enfrentamiento con los Hardims, unas bestias que se alimentan de las almas. Para que vuelva la armonía se le solicita encontrar 4 gemas que lograrán revivir a su Reina Nívea. Tendrá que aventurarse en un largo viaje en la compañía de unos magos muy peculiares: Nolan que representa el elemento del aire, Maiwen que es el del agua, Youri del fuego y Aithfrid de la tierra. ¿Aceptará Adelle llevar a cabo la misión? ¿Conseguirán encontrar las 4 gemas? ¿Será todo como le cuentan o por el contrario le ocultaran hechos que la podrían perjudicar?


El libro Tierras de Luz, Tierras de sombras de María Martínez Ovejero (Éride ediciones) ha hecho que me vuelva a sorprender gratamente la fantasía. Tenía esta libro de antes de verano. Cuando comentaron que lo iban a leer en el club de lectura Un libro en cada puerto, no lo dude: Ahora es el momento. Al empezarlo pensé: Vale, la chica entra en un mundo paralelo le dicen que tiene que encontrar las 4 gemas y poco más. Nooo, ¿Conoces la frase que lo importante no es el fin del camino, si no el camino? Pues este es un claro ejemplo. Aparte de la esencia de la fantasía que la hace rica en describir lugares, arquitectura y seres creados en la mente de la escritora; También podemos ver una parte psicológica donde cada personaje tiene una herida en el alma que Adelle también consigue sanar. De fácil y rápida lectura, por lo que si no eres un aficionado a la fantasía o no te has atrevido antes con este género es genial para adentrarte. Sin llegar a ser romántica hay dos personajes por los que te sentirás atraída. Yo me decanto por Yuori, lo confieso me va la marcha. El que lo lea sabrá de qué hablo. Sinceramente, el final te hará quedarte en la incertidumbre. Tranquilos hay segunda parte y no sólo eso también segunda edición ¿a qué esperas para hacerte con tu ejemplar?

Para comprar (pincha aquí)        

Clara R. Sierra

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.

6 comentarios:

  1. Aunque no soy adicta al género de la fantasía, tú magnífica reseña me invita a conocer este libro. Besos mi compi!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchísimas gracias, Clara!
    Me alegra muchísimo que te haya gustado y lo hayas pasado bien. Eso es lo importante de los libros.
    ¡Un besito enorme, guapa!

    ResponderEliminar
  3. A mi me ha encantado!!!! Un libro genial, que ganas de leer el segundo.
    Besazos

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la reseña, lo compraré para leerlo

    ResponderEliminar
  5. Hola preciosa!!!! Lo tengo pendiente de leer y estoy deseando poder disfrutarlo.
    Estupenda reseña!!!
    Besos mallorquines!!!
    Isa
    El desván de las delicias.

    ResponderEliminar
  6. Hola!! Me gusta tu reseña, aunque no soy mucho de este genero.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar

Bienvenid@s a Athalía la lía:

Este post lo escribí para ti. Si te gustó comenta, comparte y sígueme. Si lo haces y quieres que te siga pon el nombre de tu blog, nunca tu enlace que google se enfada.
El spam y los comentarios ofensivos serán borrados por el bien de todos. Devuelvo comentarios.

¡Gracias por formar parte de mi mundo!